El abono, también llamado fertilizante. Es una sustancia que se utiliza para proporcionar a los cultivos de plantas y a la tierra misma, nutrientes que necesitan para su buen desarrollo. Este puede ser tanto orgánico como inorgánico.

Los abonos constituyen un elemento de gran importancia para la producción y desarrollo de plantas. Sobre todo de aquellas que producen alimentos de consumo masivo para las personas como las hortalizas y las frutas.

Otra definición para abono se refiere a cada parte de los pagos que se realizan para completar la deuda de un préstamo.

La palabra abono también se conoce como el derecho a entradas en forma de lote que adquiere una persona para espectáculos deportivos o de entretenimiento.

Tipos de abonos para plantas


Abonos químicos

Son también conocidos como abonos minerales o abonos comerciales. Estos son abonos que se elaboran utilizando sustancias químicas, aquella provenientes de productos derivados del petróleo o de  yacimientos minerales.

Estos abonos se consiguen por un proceso industrial, ya sea través de la refinación de materiales orgánicos o meramente sintéticos.

Estos pueden llegar a tener más nutrientes que otros abonos y conseguir aplicarlos a los cultivos de manera más rápida. La desventaja es que no aportan mucho al mejoramiento de los suelos.


Estos abonos se componen de manera básica con tres tipos de nutrientes principales, estos son el nitrógeno, el potasio y el fósforo. En menor proporción se pueden encontrar nutrientes como el calcio, el azufre, el magnesio y el sodio.

Abonos simples

Estos son abonos que comprenden la inclusión independiente de sustancias con nutrientes como el nitrógeno, el potasio o el fósforo.

Abonos compuestos

A diferencia de los abonos simples, estos tienen una combinación de al menos dos de los nutrientes entre el nitrógeno el potasio y el fósforo.

Abono complejo

Este es un tipo de abono compuesto, que cuando es granulado, cada grano posee todos y cada uno de los nutrientes especificados con anterioridad. Estos se fabrican en cantidades industriales.

Abono de mezcla

Es también conocido como abono blending. Este abono consiste en precisamente una mezcla que se hace del abono. Esta mezclan es realizada en seco y bajo ninguna reacción química.

Abono foliar

Este tipo de abono se elabora con la intención de que sea aplicado en las hojas, para que ocurra una absorción foliar del nutriente. Este se consigue aplicando con polvorización sobre las hojas.

Este es muy utilizado cuando se aplican micronutrientes como el hierro o el magnesio.

Abono especial

Este es un abono de alta concentración de nutrientes teniendo altos estándares de calidad que lo hace destacar ante los demás.

Abono órgano-mineral

Este tipo de abono comprende la unión entre abonos naturales y abonos químicos. Estos por lo general vienen presentados de manera granulada. Son muy útiles para cuando se quieren aplicar procesos de abonos a cultivos de fondo.

Abono de lenta liberación

Estos son abonos que se distinguen por tomarse su tiempo para disolverse, este proceso puede tomarle hasta meses para lograr liberar todos los nutrientes.

Abonos correctores de carencia

Estos son considerados abonos de emergencia, que poseen nutrientes específicos que puedan faltar durante el proceso de abono a un cultivo.

Abonos orgánicos

Este es un tipo de abono que se elabora con elementos propiamente naturales. Este puede venir de diferentes fuentes como el estiércol, el compost, la turba, el humus de lombriz. Estos aportan muchos nutrientes pero en lentamente y en poca cantidad. Su mayor beneficio lo tiene como mejorante de los suelos.

Tipos de abonos según su presentación


Abono cristalizado

Estos son abonos que se presentan con partículas formado por pequeños cristales de diferentes formas.

Abono granulado

Estos son abonos que se presentan mediante partículas granuladas que se obtiene a través del fraccionamiento ocurrido en un proceso de cristalización.

Este es un modelo cómodo de abono, pues permite una distribución más exacta del mismo.

Abono macro-granulado

Este es un abono parecido al granulado pero con partículas de mayor dimensión.

Abono en polvo

Es un tipo de abono que se caracteriza por su fineza, no son muy comunes. Se utilizan por ejemplo en casos donde el abono se aplica superficialmente sobre las hojas de un cultivo, como es el caso de los abonos foliares.

Abonos perlados

También llamados abono prilled. Estos son abonos que consiguen una forma granulada y perlada gracias a la solidificación de las gotas cuando se dejan caer. Con esto se forma una pequeña circunferencia.

Abono líquido

Este es un abono cuya completa composición o parte de esta, es en base líquida. Cuando es completamente líquido se le conoce como abono en solución. De tener partículas sólidas en su composición se le denomina abono en suspensión.

Estos son muy utilizados para aplicarlos a plantas que se encuentran en macetas, o aquellas ubicadas en el interior. También son muy útiles cuando se quieren aplicar a grandes rangos de tierra por su alcance.

Abono gaseoso

Este es un abono que se compone de amoniaco anhidro en forma de gas que se inyecta en el suelo.





Créditos:

  • Autor: Equipo de redacción, Barbara Cotes.
  • Fecha de publicación: enero 25, 2017.

Para citar este artículo en formato APA: