La definición de acto de comercio alude a todo acto que están establecidos y normalizados por el código de comercio.

Típicamente se entiende que un acto comercial es aquel en el cual, dos o más partes, establecen el intercambio de bienes o servicios, con lo cual ambas partes resultan beneficiadas. Pero esta mera definición se ampliada, y además se vuelve incluso más compleja al entrar al marco jurídico.

Todo acto de comercio tiene como característica principal el estar regido por un tipo determinado de ley, al igual que todo acto de esta índole podrá ser juzgado por tribunales de comercio.

Lo más importante a destacar es que, teniendo en cuenta que los actos comerciales está firmemente regulado por el código de comercio, y teniendo en cuenta que cada país o regios posee leyes distintas al resto, se evidencia que los tipos de actos de comercio depende de cada país o región.

Tipos de actos de comercio


A pesar de que cada país pueda tener una definición un tanto distinta a lo que se refiere el acto de comercio, se pueden encontrar puntos de concurrencia, por lo que a continuación se presentan los tipos de actos de comercio más comunes:

La compraventa

Los actos de comercio de compraventa son aquellos en donde la primera parte toma la iniciativa de comprar o permutar bienes muebles, con el propósito de permutarlos, venderlos o cambiarlos en el estado actual en el que se encuentran, o por el contrario, busca modificarlos para realizar cualquiera de los actos ya citados. Pero este tipo de acto deja de ser comercial cuando la parte beneficiada de la compra de estos bienes resulta ser una entidad de carácter no comercial.

Por conexión o subjetivos

Los actos de comercio por conexión o subjetivos, son aquellos que resultan no estar dispuestos de forma estricta dentro de las leyes del código de comercio, sino que por el contrario, son aquellas actividades que se llevan a cabo por dos partes, resultando ser una de ellas un comerciante, por lo cual este tipo de actividades queda en jurisdicción del código de comercio. Por el contrario, si este tipo de actos se lleva a cabo por dos partes civiles, entonces son jurisdicción del código civil.


Accesorios

Los actos de comercio son considerados accesorios cuando es llevado por dos partes, resultando una de ellas ser un comerciante o empresa comercial, y la otra es netamente de carácter civil.  Pero además de lo anterior, la entidad civil posee una relación de dependencia con la entidad comerciante que los vincula. Para mejor entendimiento de este tipo de acto de comercio se debe tomar en cuenta la relación que tiene una empresa con sus trabajadores.

Mixtos

Este tipo de acto de comercio es muy debatido, pues en su definición se entiende que pueden regirse estos actos por otro ya mencionado. Así pues, los actos de comercio mixtos, son aquellos conformados por dos partes, una mercantil y la otra civil. Pero además, la ejecución de este tipo de acto es de carácter mercantil para el comerciante, y de carácter civil para la segunda parte. Un buen ejemplo para este caso es la relación entre un supermercado con sus clientes.

Lícitos

Los actos de comercio lícitos son aquellos que son llevados a cabo por dos partes, y que todo el proceso se desenvuelve según lo expresado en el código mercantil. En otras palabras, son todas aquellas actividades comerciales que siguen la ley al pie de la letra.

Ilícitos

Los actos de comercio ilícitos son aquellos que son llevados a cabo por dos partes, y en donde además, el proceso se lleva a cabo fuera del marco legal según lo que se establece en el código de comercio. Es decir, son todas aquellas actividades comerciales que se llevan a cabo en la ilegalidad.

Objetivos

Los actos de comercio objetivos son aquellos que están netamente establecidos en el código de comercio vigente del país o región.  Teniendo en cuenta esto, se puede apreciar fácilmente que, dependiendo de cada país o región, los actos de comercio variaran, pues estos deben cumplir ciertos requisitos o características que se establecen en el código de comercio vigente de este lugar.

Por analogía

Los actos de comercio por analogía, a diferencia del acto de comercio objetivo, no está establecido de manera fiel en el código de comercio vigente en el país o región, ya sea por el tipo de actividad que lleva a cabo, o bien pues por ser un nuevo modelo de negocio. Pero al cumplir con los requisitos y características con las cual el código de comercio define las actividades comerciales, este queda establecido como un acto comercial.



Créditos:

  • Autor: Equipo de redacción, Annaliese Chirinos.
  • Fecha de publicación: Marzo 13, 2017.

Para citar este artículo en formato APA: