Tipos de apego


La palabra apego refiere al estima, afecto o la devoción que una persona siente o demuestra hacia otro ser. Es aquel vínculo afectivo que perdura y se amplía con el tiempo y que resulta intenso.  Esta cercanía suele crear resguardo y a la vez seguridad.

Se trata de la relación más íntima que se llega a establecer con las demás personas, lo cual llegan a ser estable, consistente y a la vez perdurable. Es una necesidad biológica ya que las personas necesitan vivir vinculados con otros que les quieran y cuiden, en especial cuando se es niño.

Tipos de apego


Apego seguro

Es el tipo de apego que suele darse en niños, quienes pueden entrar a cualquier espacio con total seguridad o comportarse de una forma determinada porque siente la protección de sus madres, quienes están a su lado. Con este apego estos pequeño exploran todo lo que les rodea sin miedo y logran cubrir todas sus necesidades.

El niño se llega hasta desconectar de sus madres porque tienen la seguridad de que esta no se irán y siempre le protegerá, donde solo la busca cuando está molesto por algo.

Los niños con un apego seguro suelen explorar y jugar mucho más que otros niños.

En la etapa adulta, la persona suele mostrarse más estable, cálida y sus relaciones sociales y amorosas resultan más satisfactorias. Confían en los demás y creen que pueden recibir amor de los demás.

Apego evitativo

Son niños muy liberales que nunca muestran un apego hacia sus madres cuando están en cierto lugar. Estos tienden a ser muy independientes tanto emocional como física. Estos juegan y exploran el medio sin necesitar la seguridad de sus madres, y aun cuando están disgustados no recurren a ella.

Estos desde que acceden a un espacio comienzan a explorar y jugar con las cosas que hay en la habitación ignorando por completo la seguridad que puede darle su madre, donde aun abandonando la madre la habitación, estos no se ven afectados y siguen con la actividad que estaban realizando con total normalidad.

En su etapa adulta, el individuo es muy  inseguro para crear o mantener relaciones, donde suele evitar a su prójimo, y se mantienen desapegados con los demás.

Apego ansioso

También se le conoce como apego ambivalente.

Se trata de pequeños que llegan a desarrollar una conducta ambivalente ante su madre, padre o tutor, quien es la figura de apego, resultando difícil sentirse seguro ante ese ser, lo cual crea un nivel de respuesta inconsciente ante sus necesidades.

  

El niño con este tipo de apego se llega a mostrar extraño, siempre están a todo momento junto a sus madres y dejan la tarea de explorar y de jugar en el medio donde se encuentran.

Estos pequeños tienden a sufrir mucho cuando la madre se va, debido a este apego ansioso que le representa, lo cual le hace mostrar una conducta ambivalente, fluctuaciones entre la resistencia al contacto, la irritación y las conductas de acercamiento.

El apego ansioso suele darse en niños con madres que se compran de manera inconsistente, que son cariñosas y sensibles pero en ciertos casos son insensibles y frías, siendo esto el punto que crea inseguridad en los pequeños ya que tienen la duda de que si sus madres están cuando la necesiten.

En la etapa adulta, se muestra como seres más inseguros cuando tienen que relacionarse, sin embargo muestran al mismo tiempo deseos de intimidad.

Apego desorganizado

Tipo de apego que suele mostrarse en niños que presentan una confusa mezcla de conductas y suelen verse muy desorientados. Estos pueden resistirse o evitar a su padres.

Recomendaciones que ayudan con el estudio de este tema.

Créditos & citaciones.


  • Autor: Equipo de redacción, Gaceta educativa - Lostipos.com.
  • Fecha de publicación: octubre 31, 2017.
Para citar este artículo en formato APA:

Comentarios, Preguntas & Aportes

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*