Antes de conocer el significado del término balance general es importante detallar cada una de las palabras que lo componen.

Económicamente un balance se define como un documento en el que se detallan las cuentas de una empresa.

La palabra general se refiere a aquello que constituye un todo.

Conociendo entonces ambos significados se puede definir entonces lo que es el balance general. Es un término financiero utilizado para describir al documento que determina el total del patrimonio de una empresa en un momento determinado.

El balance general comprende esencialmente la diferencia entre los activos y los pasivos para conocer su patrimonio. Este puede de igual manera conocerse como balance de situación. 

Tipos de balance general


Balance de situación inicial

Este es un balance que se realiza al principio y tiene como fin determinar la situación actual de la empresa. Este se hace para que en futuro pueda ser comparada con otros balances y tomar decisiones en base a los resultados arrojados en esa comparación.

Balance de situación final o de cierre

Esta se realiza al final de la jornada económica, generalmente de manera anual. Este balance tiene como objetivo analizar como queda el rendimiento económico de la empresa después de todos los proyectos finalizados.


Este incluye estados pasados que sirven para comparar y verificar si existe un progreso o una involución. De acuerdo a lo que refleje, tomar decisiones certeras que pretendan ayudar a la situación de la empresa en el momento.

Balance general comparativo

Este es un tipo de balance que se realiza expresamente con la intención de comparar los elementos que los componen. También se comparan documentos de diferentes periodos contables con la intención de contrastarlos. Esto se hace para conocer las diferencias de manera marcada pudiendo reflejar un avance o una involución.

Este tipo de balance sirve ampliamente para determinar las acciones que servirán para continuar con el buen funcionamiento que lleva la empresa. De igual manera para mejorar dicho funcionamiento si el progreso no es tan bueno como se pensaba en un inicio.

Balance general consolidado

Este tipo de balance se realiza con el fin de conocer la situación general de diferentes empresas en un solo estado. Detalla cada balance de todo el grupo de empresas pertenecientes a una empresa matriz de la que se reflejan las cuentas por igual.

En este se presentan también todas las particiones correspondiente a la sociedad. El balance consolidado pretende conocer de manera compacta la situación de todas las empresas, facilitando así la lectura.

Balance presupuestario

Este es un balance en el que se verifica el cumplimiento de las metas que la empresa se propuso cumplir en un periodo determinado.

El balance presupuestario ayuda a que se destapen posibles debilidades que no permitan cumplir los objetivos. Se toman luego cartas al respecto para asegurarse que todo marche de acuerdo a lo establecido.

Balance general estimativo

Este tipo de balance general presenta datos preliminares que suelen ser cambiados en lo adelante, con el fin de hacer un estimado de posibles datos reales.

Es de mucha utilidad para los lectores pues les ayuda a crearse una idea. Esto les ayuda a estar preparados mental y monetariamente para los gastos y las ganancias que más adelante podrían reflejarse.

Balance general proforma

Este balance constituye un estado que se presenta en forma de propuesta o como una posible situación financiera del futuro.

Balance primario del sector público

Este balance representa la diferencia que se refleja entre los ingresos y los gastos del sector público sin incluir los intereses. Se realiza con el fin de ajustar las finanzas públicas.

Balance operacional financiero del sector público

Estado que presenta las operaciones financieras del sector público. Aquí se muestra todos sus egresos, sus ingresos y sus déficits al que se le restan las operaciones realizadas entre ellas.

El resultado puede tornarse un déficit o un superávit económico.

Estructura del balance general


El balance general se forma con las siguientes partes:

  • Activo: esta cuenta representa todos los bienes que tengan valor que la empresa posee. Los activos a su vez pueden ser activos fijos refiriéndose a aquellos elementos que no están destinados a ser vendidos o a gastarse en un futuro cercano. Ejemplos son los muebles, los vehículos o terrenos.

Otra división recae en activos corrientes que se refiere aquellos elementos que se convertirán en dinero líquido en un periodo menos a un año. Están también otros activos.

  • Pasivo: esta cuenta representa todo lo que la empresa debe. A su vez los pasivos se dividen en pasivos fijos correspondientes a las deudas establecidas para pagar a mediano o a largo plazo. Otros son los pasivos corrientes que corresponden a las deudas que se deben pagar en un periodo menor a un año y otros pasivos.
  • Patrimonio: esta cuenta representa todos los bienes, los derechos, las obligaciones y el capital correspondiente a la entidad en un momento determinado.



Créditos:

  • Autor: Equipo de redacción, Barbara Cotes.
  • Fecha de publicación: Marzo 6, 2017.

Para citar este artículo en formato APA: