Un dato se define como cualquier valor que pueda ser de utilidad en el manejo de la información y que represente una característica en específico de una persona.

Los datos personales son toda información inherente que alguien posee. Dicha información puede ser numérica, alfabética, gráfica, fotográfica, acústica o de cualquier otro tipo.

En términos legales, la información se divide en dos partes, para los fines de estudio:

  • Información de persona identificada: es cuando se obtiene información de una persona que permite identificarla en el mismo momento, como por ejemplo, un DNI, una cédula, licencia o un pasaporte.
  • Información de persona identificable: cuando la información que se obtiene no es suficiente para identificar a la persona en el momento, pero permite realizar una investigación con el fin de identificarla. Un ejemplo de esto es una huella dactilar o el ADN.

Los datos personales no sólo sirven para identificar a las personas, sino también, para diferenciarlas de las demás. Estos datos son, además, de suma importancia en el caso de que se precise algún tipo de investigación, ya que facilitan el proceso. Como su nombre lo indica, son del manejo personal, sin embargo, es preciso proporcionarlos en algunas ocasiones, como para realizar trámites o al adquirir bienes y servicios.

Los datos también se utilizan para generar un historial de hábitos o de consumo y para determinar las prácticas y preferencias de una persona. Para crear patrones y perfiles de los consumidores de alguna marca o producto. Para fines políticos, de propaganda, económicos, académicos, mercadológicos o de investigación.  Y para prestar o contratar un servicio público o privado. Ninguna persona puede utilizar los datos de otra sin su consentimiento. Existen leyes que guardan y protegen los datos personales.

Tipos de datos personales


 Datos de identidad

Son aquellos que definen a las personas como individuos y les permite identificarse a sí mismas y ante los demás. Estos datos son: el nombre y el apellido, el origen étnico, la lengua materna, la residencia, el número de teléfono, el correo electrónico, la firma, la fecha y el lugar de nacimiento, la edad, la nacionalidad, el estado civil y la situación laboral.


Datos laborales

Se trata de aquellos datos concernientes al ambiente laboral de una persona. Pueden servir, en un momento determinado, para ubicar a la persona en un espacio físico diferente al domicilio, en caso de ser requerido debido a una investigación o a una emergencia. Entre estos datos se encuentran: el nombre de la empresa donde trabaja la persona, el cargo desempeñado, el domicilio de la empresa, el correo electrónico institucional o empresarial y el número de teléfono de la empresa.

Datos patrimoniales

Conforman el conjunto de datos que almacenan la información sobre los bienes que posee una persona, ya sea natural o jurídica. Sirven para determinar la situación financiera de la misma y son requeridos en demandas legales donde la parte demandada deberá compensar a la parte demandante. Se refiere a: las propiedades, empresas o bienes, el salario devengado, impuestos requeridos, tarjetas de crédito o de débito, cheques e inversiones.

Datos ideológicos o especialmente protegidos

Son el conjunto de las creencias de una persona, ya sea su religión o su ideología política o sindical. Aunque por lo general se manejan de manera colectiva, estos datos son de la total exclusividad de la persona en cuestión y deben ser respetados y protegidos por ley.

Datos de salud

Conforman el historial médico de una persona y es la lista de las enfermedades o los padecimientos que la misma haya tenido, así como su situación de salud actual. Se refiere a: enfermedades pasadas o actuales, el historial clínico, tratamientos médicos, alergias, medicamentos, condición psicológica y embarazos.

Datos característicos

Se componen por aquella información inherente de la persona y engloban también sus particularidades físicas. Sirven para identificarla por medio de la investigación, en caso de no contar con los datos necesarios o en caso de accidente o muerte de la persona, en circunstancias que impidan la identificación inmediata de la misma.

Conforman este grupo: el tipo de sangre, la huella digital, el ADN, cabello, lunares, el color de piel, color de los ojos, registro dental, registro de voz, imagen, cicatrices y otras señas particulares.

Datos de la intimidad

Se refieren a la información personal de la persona, relacionada con sus preferencias sexuales o de gustos personales.

Datos académicos y profesionales

Son esos datos que manejan la información de estudios realizados por la persona. Son requeridos ante la postulación a algún puesto de trabajo y para obtener una idea de los conocimientos y de la experiencia que posee. Entre estos, se cuentan: escuelas, estudios superiores, estudios técnicos, calificaciones obtenidas, certificados y diplomas.

Datos comerciales

Conforman el conjunto de actividades y negocios, licencias comerciales, subscripciones a actividades o medios electrónicos y de comunicación y creaciones artísticas, literarias, científicas y técnicas.



Créditos:

  • Autor: Equipo de redacción, Gaudy Rodriguez.
  • Fecha de publicación: Marzo 16, 2017.

Para citar este artículo en formato APA: