El término emoción proviene del vocablo latino emotio/emotionis, que a su vez se forman del verbo emovere (retirar, hacer mover).

Su origen viene del concepto de que una emoción es algo que “mueve” al ser, sacándolo de su estado habitual.  Se entiende por emoción al estado psicológico que surge espontáneamente y en ocasiones se acompaña de cambios fisiológicos; un sentimiento.

Una emoción es un estado afectivo de conciencia, en el que se experimenta alegría, dolor, miedo, odio, etc. Están relacionadas con el estado de ánimo, pero no son sinónimos. Las emociones son reacciones específicas a un acontecimiento particular, y de duración más bien corta..

Aunque todo el mundo experimenta emociones, no existe un consenso científico de lo que son ni de cómo deben medirse. Las emociones son complejas e incluyen componentes físicos y mentales. En general, los investigadores coinciden en que las emociones tienen las siguientes partes: sentimientos subjetivos, respuestas fisiológicas y comportamiento expresivo.

Algunos científicos creen que las emociones son uno de los rasgos fundamentales asociados con el ser humano. Otros aseguran que sirven como motivación para comportarse de maneras específicas.

Tipos de emociones universales


El psicólogo Paul Eckman creó lo que se conoce como Sistema de Codificación de Acción Facial (FACS). Esta clasificación mide los movimientos de todos los músculos de la cara, así como los de la cabeza y ojos.

Eckman descubrió que había seis expresiones faciales universales para personas de todo el mundo. Las seis emociones originales que identificó fueron:

  • Felicidad.
  • Tristeza.
  • Sorpresa.
  • Miedo.
  • Enojo.
  • Disgusto.
  • Desprecio.

Más tarde añadió una séptima emoción: el desprecio.

Tipos de emociones según Robert Plutchik (La rueda de las emociones):


Una teoría bastante prominente en el tema es la llamada “rueda de emociones”, de Robert Plutchik. En dicha teoría, se identifican ocho emociones básicas:

  • Alegría.
  • Tristeza.
  • Confianza.
  • Disgusto.
  • Miedo.
  • Ira.
  • Sorpresa.
  • Anticipación.

La rueda se asemeja mucho a la rueda de colores, que combina los primarios para formar los secundarios y complementarios. Asimismo, las ocho emociones básicas se mezclan y se combinan para formar una variedad de sentimientos. Por ejemplo, la anticipación y la alegría podrían combinarse para formar optimismo, y así sucesivamente.

Tipos de emociones irreducibles


En el año 2011, un grupo de investigadores liderados por la Dra. Rachael Jack (Universidad de Glasglow) abordó el tema. Pidieron a los participantes del estudio identificar las emociones basándose en las expresiones presentadas con un modelo realista. Con esto encontraron que el miedo y la sorpresa involucran los mismos músculos.

En lugar de representar dos emociones distintas, ellos sugieren que ambas emociones son simplemente variaciones de una emoción básica. De igual forma, el disgusto y la ira, ya que comprenden exactamente los mismos músculos.

  

Los investigadores sugieren que en lugar de las seis emociones básicas de la rueda, sólo existen cuatro:

  • Felicidad.
  • Tristeza.
  • Ira.
  • Miedo.

Ellos argumentan que las variaciones más complejas de las emociones no son más que un producto evolutivo. Dicho producto, afirman, se ha derivado de los cuatro bloques fundamentales de construcción a lo largo de los milenios.

Los investigadores señalan que “miedo” y “sorpresa” involucran los mismos músculos cuando la emoción comienza a presentarse. Es sólo después, cuando la emoción se expresa más plenamente, que emergen las diferencias entre ambas.

Los investigadores están convencidos de que la distinción entre miedo/sorpresa y enojo/disgusto, tiene su base en la sociedad. Ellos opinan que la expresión de las emociones básicas tiene una base de supervivencia biológica. Asimismo, piensan que las diferencias entre miedo/sorpresa y entre repugnancia/ira evolucionaron después y por razones más sociales.

Tipos de emociones según su propósito


En su libro “El origen de las emociones”, Mark Devon sugiere que existen cinco tipos de emociones:

Concepciones

Las concepciones dirigen el comportamiento del individuo; son efectos mentales positivos o negativos que son desencadenados por conclusiones. Estas incluyen varias formas de amor (materno, de la abuela, etc.), pena y culpa. Además, abarca emociones como el orgullo y la envidia.

Las concepciones no provocan efectos físicos, pues no necesitan activar efectos físicos para dirigir el comportamiento individual.

Sensaciones

Tal como las concepciones, las sensaciones dirigen el comportamiento del individuo. Son efectos mentales positivos o negativos, que son desencadenados por la presencia o ausencia de estímulos sensoriales. Pueden ser desencadenadas por estímulos reales, grabados, recordados o imaginados.

Las sensaciones casi no producen efectos físicos. No obstante, algunas sensaciones provocan efectos físicos menores, como la salivación. Ciertas sensaciones provocan expresiones involuntarias, que tienen un propósito diferente.

Reflejos

Los reflejos ayudan al individuo a evitar las amenazas y son desencadenados por conclusiones o estímulos sensoriales. Éstos liberan un efecto mental que suprime concepciones y sensaciones. Por ejemplo, cuando alguien está asustado, no puede sentir placer sexual o humillación. La supresión ayuda al individuo a concentrarse en evitar una amenaza al eliminar las distracciones.

Los reflejos desencadenan efectos físicos defensivos. El sobresalto involuntariamente tensa los músculos del cuello, lo que evita el desgarro por las garras o garras de un depredador. El miedo libera adrenalina para aumentar la frecuencia cardíaca, lo que ayuda a luchar o huir. Los reflejos son las únicas emociones que desencadenan efectos físicos importantes.

Expresiones involuntarias

Las expresiones involuntarias dirigen el comportamiento de los demás y son desencadenadas por una concepción, una sensación o un reflejo. Por ejemplo, el reflejo del miedo desencadena la expresión involuntaria del horror.

Tienen un propósito diferente que su emoción desencadenante. El miedo ayuda a evitar las amenazas, mientras que la expresión de horror en el rostro ayuda a otros a evitar amenazas.

Expresiones voluntarias

Al igual que las involuntarias, las expresiones voluntarias dirigen el comportamiento de los otros. Se activan por decisión habitual: La ira es respuesta habitual a la venganza, la risa es respuesta habitual al humor.

Las expresiones voluntarias son adaptaciones culturales que se transmiten a la siguiente generación mediante la interacción. Éstas varían según la cultura que se esté estudiando



Otras publicaciones importantes.

Créditos & citaciones.

Autor: Equipo de redacción, Gaceta educativa - Lostipos.com.
Fecha de publicación: Marzo 20, 2017.

Para citar este artículo en formato APA: