tipos de implantes dentalUn implante dental es un artefacto de titanio que se inserta dentro del hueso maxilar para sustituir una pieza natural.

Esta colocación requiere de anestesia local, donde el implante llega a unirse perfectamente con el hueso, lo cual se conoce como oseo-integración.

Un implante dental se puede considerar como un tornillo de forma cónica o cilíndrica que sustituye un diente natural perdido. Este se elabora partiendo del diámetro y de la longitud que tiene el lugar donde se introducirá el implante.

Partes del implante dental

  • El tornillo: es el artefacto que se coloca dentro del hueso maxilar o del mandibular.
  • El pilar: también se conoce bajo el nombre de muñón. Es la parte que mantiene conectado el tornillo y la corona del diente –estructura protésica-.
  • La pieza artificial: también llamada corona. Es el diente en sí que sustituirá el natural y que se coloca sobre el tornillo. Muchos odontólogos excluyen la corona como parte del implante ya que este se debe de pagar aparte.

El implante tiene una forma de raíz, que es lo que se inserta en el hueso de la mandíbula o de los maxilares, quedando el titanio por debajo del tejido de las encías, y sobre este tejido se coloca la nueva pieza dental, la cual se introduce en el componente de titanio.

Tiempo que dura un implante dental

El tiempo que suele durar el implante dependerá del tipo de implante colocado en la cavidad bucal, de la forma en que se colocó y del cuidado dado al mismo.

Por lo general suelen durar hasta 20 años si se le da un cuidado e higiene óptima. Este implante requiere la misma higiene que los demás dientes naturales, ya que puede llenarse de placas que pueden dañarlo, recomendando ir al dentista cada 6 meses para garantizar la salud bucal.

Tipos de implantes


Implantes yuxta óseos

También se le conocen como implantes subperiósticos. Se trata de una especie de marco de metal, el cual es implantado en el hueso de la mandíbula, cubriéndose en totalidad por el tejido de las encías. Presentan una forma similar a la orilla del hueso, lo que le permite su perfecta implantación en el hueso.


Estos implantes son recomendados en pacientes que por razones X no pueden utilizan dentaduras convencionales, y a la vez en aquellos pacientes que por la altura del hueso, la cual es mínima, no pueden recurrir a un implante endo-óseo.

Implantes endo-óseos

Se le suele nombran como implantes dentro del hueso o implantes osteointegrados.  Este es el más recurrido en la actualidad, principalmente por los pacientes que buscan prótesis dentales que puedan extraerse de la cavidad bucal.

Estos implantes se introducen con anestesia local dentro del hueso de la mandíbula o de los huesos maxilares. Una vez la colocación haya sido exitosa se coloca la pieza artificial, corona o prótesis dental, lo cual tiene un apesto idéntico a la pieza natural.

Características

  • Son fabricados en base a titanio, lo cual permite su perfecta integración en el hueso.
  • Cuello elevado y con sistema antirotación externo e interno.

Tipos de implantes endo-óseos

  • Implantes cilíndricos: este tipo de implante casi no se utiliza en la actualidad, ya que es un implante fijo –no extraible-. Para su colocación se le realiza ciertas perforaciones en la raíz del implante, con el objetivo de que el hueso se desarrolle en su interior. Su colocación y posterior recuperación en muy lenta, ya que este se debe de integrar poco a poco en el hueso.
  • Láminas: este tipo de implante al igual que los cilíndricos no son muy utilizados. Es empleado solo para sustituir el incisivo dental perteneciente al maxilar superior. Su colocación se realiza en pacientes que tienen el hueso maxilar muy profundo y ancho, y no se aconseja su implementación cuando se presencia una pérdida total del diente natural.
  • Tornillos: también llamados roscados. Este tipo de implante es el que más se emplea en la actualidad. Su nombre se debe a la forma de tornillo que posee, el cual es elaborado en base a metal biocompatible –titanio-. Este puede colocarse en diversos espacios dentales.  Con estos implantes el tiempo de osteointegración es mínimo, ya que con los avances de la odontología su superficie ha sido alterada con Titanium Plasma Spray, lo cual permite adherirse con una mayor fuerza al hueso.

Implantes dental de primera fase

Se trata de los implantes de carga inmediata, el cual no requiere de una incisión en la encía para colocar el pilar. En esta solo se ubica el implante y posteriormente se coloca la corona dental. Este se coloca directamente en el alvéolo, al confirmar la no existencia de infección.

Implantes de segunda fase

Son los implantes que para su colocación se exige dos fases o procesos distintos. El primer proceso radica en insertar el implante en el interior del hueso, donde se debe dejar un tiempo de reposos de 3 a 4 meses si el implante se realizó en la mandíbula inferior, y de 5 a 6 meses si el implante fue insertado en el maxilar superior.

Pasado este tiempo se atornilla el pilar o muñón sobre el implante y luego se cementa la pieza artificial.



Créditos:

  • Autor: Equipo de redacción, Gaceta educativa - Lostipos.com.
  • Fecha de publicación: Julio 6, 2016.

Para citar este artículo en formato APA: