Tipos de inflacion

Se puede definir de manera general a la inflación como un aumento exagerado de algo.

La palabra inflación proviene del latín “inflatio”.

La inflación es un fenómeno de la economía en donde ocurre un aumento de manera general sobre los productos, bienes o servicios. Esto pasa dentro de un periodo de tiempo especificado, que normalmente suele ser un año. Quiere decir que el dinero va perdiendo su valor con respecto a la cantidad que se consume.

Consecuencias de la inflación

  • Se descoloca la orientación del consumidor, pues se comienza a obtener menos productos con el dinero con el que antes conseguía más.
  • Provoca menos inversiones porque se vive en una economía llena de incertidumbres, cuyo concepto no es amigo de las inversiones, pues nadie quiere perder.
  • Genera complicaciones en la competitividad mercado exterior.

Sin embargo no todas las cosa son negativas cuando se habla de inflación, de hecho, cuando esta se presenta de manera estable y baja, es considerada como sana y necesaria para la economía de un país.

Sin la inflación, las entidades bancaria no tendrían como responder ante cualquier situación que se presente, ya que no contaría con recursos. Todo porque que los clientes no necesitarían de sus servicios.

Las empresas mantendrían sus productos con la misma calidad de siempre, pues no habría recursos para superarla. Las empresas también pueden presentar situaciones complicadas de recesión u otro impacto que lleve a despidos, por no tener como manejarse.


Si no se aplicara una inflación al menos moderada, no existiría una economía dinámica.

Tipos de inflación según su causa


Inflación de demanda

Se produce cuando la demanda excede la oferta y el ritmo del dinero se mueve más rápido que el de los productos. Esto es por ejemplo cuando las personas reciben grandes aumentos salariales y los precios de los productos se mantienen igual, o varían muy poco.

Al tener más dinero, el consumidor querrá adquirir más y más cosas, provocando una agotamiento rápido de los productos. La casa productora entonces no puede alcanzar ese paso y se ve en la necesidad de aumentar los precios de sus productos.  De alguna manera tiene que solventar ya sea el transporte o la rápida producción demandada.

Inflación de oferta

La inflación puede producirse también cuando lo que no hay son productos suficientes para ofrecer. Esta situación puede ser provocada por cambios climáticos que afecten la producción, ya sea por deficiencias de las productoras o las razones que sean.

Normalmente se ve reflejada en alimentos, todos querrán adquirir esos escasos productos y las productoras aumentan el precio, porque saben que de todos modos lo comprarán porque los necesitan.

Inflación por déficit

Esta se genera por déficit fiscal del gobierno. El gobierno entonces lo financia con endeudamiento, reduciendo reservas internacionales y haciendo impresiones de nuevos billetes de dinero. Este dinero impreso funciona como un préstamo al Banco Central.

Inflación de costos

Se genera de manera estructural. Esto ocurre cuando se eleva el precio de un producto y desencadena una elevación de los demás productos que para su desarrollo necesiten del primero. Un ejemplo común de esta inflación, es cuando se generan alzas en los precios del petróleo.

Partiendo de acá, el sector empresarial, gasta más dinero en los equipos que necesiten moverse con algún derivado del petróleo. También gasta más en la transportación para llevar dichos productos al consumidor final, por lo que consideran necesario generar un aumento.

Otro tipos de inflación


Inflación moderada

Es un tipo de inflación que presenta aumentos paulatinamente, no se llega aplicar ni un diez por ciento a los precios anualmente. Esto provoca que no haya alzas exageradas y la economía se mantenga estable.

Inflación subyacente

Este tipo de inflación se presenta cuando no se toma en cuenta la materia prima o lo gastos generados para la producción de un producto. Al contrario solo se aplica al producto final y puede generarse como causa de problemas internacionales.

Hiperinflación

Es una inflación donde se aplica un por ciento descomunal a los precios, sobrepasando hasta el 100 por ciento. Provoca crisis económicas intensas y desesperación por parte de los consumidores a quienes el dinero no les alcanza para comprar sus productos. Suele suceder cuando el gobierno autoriza la impresión descontrolada de billetes para financiar sus gastos.

Deflación

Es cuando se invierte la inflación y en vez de subir los precios, estos bajan considerablemente. Puede presentar efectos negativos si se realiza de manera exagerada, provocando pérdidas para la parte productora.

Inflación galopante

Es una inflación que se aplica a los productos de manera rápida,  y con tasas de interés consideradas altas. Si se aplica de manera progresiva, puede llegar a caer en hiperflación, cuyos resultados no son para nada positivos.

Estanflación

La estanflación significa un estancamiento económico sin importar los ascensos que se apliquen con la inflación.

Es una situación incómoda, pues las personas no superan sus necesidades económicas, ya sea por desempleo u otra causa, mas la inflación no se detiene. Esto provoca que las personas no puedan o se les dificulte en gran manera suplir sus necesidades.

Inflación anticipada

Esta inflación se ve venir mediante cálculos de las tasas y proyecciones. De este modo las personas tanto del sector empresarial como los consumidores de alguna manera se sienten preparados ante la posible situación a suceder.

Inflación no anticipada

Esta inflación puede presentarse como una sorpresa para todos los sectores involucrados, lo cual genera un desencanto general.



Créditos:

  • Autor: Equipo de redacción, Gaceta educativa - Lostipos.com.
  • Fecha de publicación: Septiembre 24, 2016.

Para citar este artículo en formato APA: