tipos-de-nutrientesLos nutrientes son productos químicos que necesitan las células del cuerpo humano para realizar las funciones vitales. Estas sustancias son las que permiten a los organismos vivos adquirir la energía que necesitan para vivir.

Dichas sustancias químicas se encuentran sembradas en la naturaleza, formando parte de elementos muy diversos; al ser elegidos por un ser vivo y obtener de ellos los nutrientes que necesita, se denomina alimento.

El proceso mediante el cual se obtienen dichos nutrientes, se le denomina nutrición.

De los nutrientes se les toma las células y se transforman en constituyentes celulares pasando por un proceso de biosíntesis que se llama anabolismo.

Las funciones de los nutrientes

Según información de la Organización Mundial de la Salud (OMS) los diferentes nutrientes se pueden clasificar por sus funciones:

  • Plásticos

Son los nutrientes que intervienen directamente en la construcción y reconstrucción de las estructuras corporales, en el mantenimiento y la reparación de los tejidos musculares. Un ejemplo de estos nutrientes plásticos son las proteínas y las sales minerales.

  • Energéticos

La función de estos nutrientes es suministrar la energía y vitalidad que es necesaria para dar funcionalidad al organismo.


Los ejemplos de nutrientes energéticos son: los carbohidratos, las grasas y en menor proporción las proteínas.

  • Reguladores

Son las vitaminas, las sales minerales y el agua. Participan en los procesos de orden dentro del organismo.

Tipos de Nutrientes


Existen seis tipos de nutrientes y cada uno de ellos cumple funcionalidades distintas que aportan los elementos necesarios para las células de los organismos vivos.

El Agua

Es muy importante porque el cuerpo humano está formado principalmente por agua en un 60% aproximadamente e interviene en todos los procesos del organismo como en el transporte de nutrientes, la regulación de la temperatura del cuerpo, el proceso de la digestión, la circulación y la excreción de desechos.

Se recomienda el consumo diario de dos a tres litros de agua.

Carbohidratos

Se convierten en el combustible de las células, el cerebro y la sangre. Los hidratos de carbono son una fuente de energía inmediata.

Forman parte de las membranas celulares y de las funciones estructurales menores, la energía que proporcionan es utilizada durante los primeros minutos que se realiza el esfuerzo físico y luego empiezan a consumir las grasas.

Existen varios tipos de hidratos de carbono. El más acelerado es la glucosa, que en muy pocos minutos pasa del aparato digestivo a la sangre, y de allí va hacia los músculos.

Los carbohidratos suelen dividirse en dos categorías: simples y complejos.

  • Carbono simple

Son los azúcares como la miel y las frutas conocidas como glucosa y fructosa. En general, estos azúcares y harina refinada, abastecen muchas calorías en relación a otros nutrientes que aportan.

  • Carbono complejos

Son las féculas mejor conocidas como almidones, como los que se encuentran en cereales, verduras, frutas y legumbres.

El proceso de digestión transforma a los azúcares y a los almidones en glucosa, que se libera al torrente sanguíneo.
Estos hidratos de carbono deben de ser el 60% del consumo diario del plan de alimentación balanceada

Grasas

Este tipo de nutrientes es necesario para el desarrollo del cerebro y el crecimiento corporal, son una gran fuente de acumulación de energía.

Transportan las vitaminas liposolubles A, D, E y K y aportan aislamiento y protección a los órganos y al esqueleto.
Hay tres tipos de grasa: la saturada, la mono insaturada y la poliinsaturada.

  • Saturadas

Se encuentra en los productos de origen animal como: en las carnes, los embutidos, los huevos, la mantequilla y productos lácteos, así como aceite de coco y de palma

  • Mono insaturadas

Reducen el colesterol en la sangre y también el riesgo de padecer enfermedades coronarias y complicaciones vasculares. Se encuentran en los frutos secos, el aguacate, el aceite de oliva y el pescado.

  • Poliinsaturadas

Favorecen el colesterol bueno, no se pegan a las arterias y además ayuda a reducir la cantidad de colesterol en los vasos sanguíneos. Abunda en los vegetales, frutos secos, soja, mariscos; así como también en aceites de maíz y girasol, las verduras y las nueces.

Minerales

Son esenciales para transportar el oxígeno en la sangre, forma parte de la soldadura de los huesos, la función nerviosa, el balance entre los fluidos y la regulación muscular.

Las sales minerales son nutrientes constituidos por elementos como el sodio, potasio, calcio, el hierro y el zinc.

Proteínas

Son necesarias para la estructura, la regulación y la función de los tejidos musculares. Las enzimas, las hormonas y los anticuerpos se fabrican a partir de los aminoácidos.

Se encuentran en la carne, el pescado, los huevos, en la leche y derivados de esta. Entre las opciones más saludables están los frijoles, legumbres y alimentos de soya.

Vitaminas

Están encargadas de regular el metabolismo y colaboran con las enzimas para que todas las actividades internas se lleven a cabo. Son necesarias para el desarrollo del organismo en todas sus etapas.

Complementos


Citar en formato APA: