tipos-de-poleasLa palabra polea viene del francés “poulie”. Esta encuentra sus antecedentes en el griego  “polidion” que significa “pivote“.

Una polea se define como aquel aparato que sirve para levantar objetos o para facilitar su movimiento. Esta forma parte de las llamadas máquinas simples.

Elementos básicos que componen la polea

  • Rueda: también llamada llanta, representa a la polea como tal, siendo este su elemento fundamental. Forma parte del exterior de la misma.
  • Eje: es la parte que permite la movilidad de la rueda y que soporta el cuerpo.
  • Cubo: este es un orificio en el cual se acomoda el eje.
  • Cuerpo: este permite la unión del cubo con la rueda.
  • Cuerda: no constituye un elemento propio de la polea, pero es imprescindible para complementarla y hacer posible su funcionamiento. Esta cuerda comprende en un extremo la potencia o a fuerza aplicada, y en el otro extremo la resistencia o la fuerza a vencer. En situaciones de mayor envergadura se utilizan cadenas para el mismo uso.
  • Garganta: así se le llama al canal por donde se desliza la cuerda o cadena.

No se tiene clara la historia de la invención de la polea. Es adjudicada a Arquímedes, quien afirmaba que con una fuerza dada podía mover cualquier peso.

La polea constituye una máquina importante para el desarrollo de la sociedad, pues tiene múltiples usos dentro de actividades varias. Estas son bien conocidas por ser muy utilizadas en el área de la construcción, sobre todo en las grúas. Se utilizan también para sacar el agua de los pozos, en maquinarias de gimnasio, elevadores, la máquina de coser y otras.

Tipos de poleas


Poleas simples

Estas poleas se utilizan para cargar pesos específicos, y se compone de una sola rueda. Esta se ejecuta de la manera más sencilla, colocando el peso en un extremo de la cuerda y halando el otro extremo para levantarlo.

Este tipo de poleas no producen ventaja mecánica, quiere decir que levantar el objeto con o sin la polea requiere la misma fuerza aplicada. La diferencia es que con esta polea se permite mover los objetos con más facilidad con respecto a su dirección.

Poleas fijas

Este tipo de poleas es aquella que se encuentra sujetada de un punto fijo, normalmente por su parte superior. Esto permite acomodar la dirección o el ángulo en donde se aplicara la fuerza.


Al igual que la polea fija, estas no tienen ningún tipo de ventaja mecánica, por lo que no disminuye el esfuerzo aplicado. En ocasiones podemos ver a este tipo de poleas ser llamadas máquina de Atwood.

Poleas móviles

Es un tipo de polea que se complementa con un gancho que se conecta a la cuerda. La cuerda que se implementa se conecta en un extremo a un punto fijo y en el otro a un mecanismo de tracción.

Esta si comprende ventaja mecánica, pues reduce el esfuerzo aplicado con respecto a la carga levantada. En este tipos de poleas la potencia y la resistencia se comparten el peso del objeto, por lo que facilita la multiplicación de la fuerza.

Poleas compuestas

Estas poleas son conocidas también como polipastos o aparajo cuando comprende la unión de poleas fijas y móviles, sacando lo mejor de cada una.

Las poleas fijas en este caso fungen como modificadoras de la dirección del movimiento y como reductoras del rozamiento de las cuerdas. Las poleas móviles por su parte, sirve para trasladar la carga. Lo hace más fácil gracias a su característica igualitaria con respecto al peso del objeto a levantar.

También las compuestas pueden ser dos poleas fijas o dos poleas móviles. Estas soportan un peso mayor al soportado por las poleas simple. Este peso se consigue manejar con un esfuerzo menor.

Poleas manuales

Este el tipo de poleas en la que la potencia se aplica de manera manual, con la fuerza humana. Es la manera más normal en que vemos las poleas.

Poleas automáticas

A diferencia de las poleas manuales, a estas se les aplican una potencia con una fuerza proporcionada por algún instrumento independiente a la fuerza humana. Esta fuerza, expresamente, acciona la función de la polea automáticamente, necesitando solo de la supervisión del hombre.

Otros tipos de poleas


Polea tensora

Este es un tipo de polea utilizada en los vehículos, para ser más específicos en el cinturón del mismo. Esta cumple con la función de tensar la correa de distribución del motor. En algunas ocasiones se les llama poleas locas.

Poleas de inversión

Este tipo de poleas acompañan a la polea tensora para enrollarla.

Polea de cigüeñal

También es conocida como damper.  Igual que las anteriores son utilizadas en los vehículos. Este tipo de poleas tiene como función principal proporcionar movimiento a los elementos que acompañan al motor, como el alternador o la bomba de dirección. Estas poleas también ayudan a reducir las vibraciones del motor.



Créditos:

  • Autor: Equipo de redacción, Gaceta educativa - Lostipos.com.
  • Fecha de publicación: Noviembre 23, 2016.

Para citar este artículo en formato APA: